El juego entre las diferentes formas y colores nos demuestra, una vez más, que los polos opuestos se atraen y que además se pueden fundir en uno. El color más hogareño del olmo caruba resalta especialmente en la combinación de contrastes y colores de esta cocina. Y todo ello sin renunciar a la funcionalidad, como se ve en la inteligente planificación de las estanterias abiertas.

Acabado: Imit. olmo Caruba / blanco mate
600,599,571
X
+
X
+
X
+
X
+
X
+
X
kueche/104.jpg