Las cocinas son espacio de vida. Especialmente para las familias. Por eso las cocinas ALNO no sólo ofrecen una alta calidad sino también, mediante complementos funcionales y bien pensados, la más alta seguridad sobre todo para los más pequeños. Las rejillas para hornos, por ejemplo, garantizan que los niños no se acerquen a las placas de coccíon. Todas las puertas y gavetas de cristal están fabricados de cristal de seguridad. Los hornos se pueden montar en alto y los cierres de seguridad magnéticos protegen a los niños contra sustancias potencialmente peligrosas que se guardan en los meubles, como productos de limpieza medicamentos, etc.
X
Cerraduras de seguridad, permiten guardar con tranquilidad los productos peligrosos como productos de limpieza, medicamentos, basuras etc. de los niños.
Espacios de confianza
Espacios de confianza
Los niños no pueden alcanzar hornos montados en los módulos altos.
ausstattungen/120.jpg