hg/168.jpg

Calidad

Una cocina de estas características disfrutará de una vida útil de por lo menos 20 años. En aras de la calidad preferimos controlar todos los procesos. Las cocinas ALNO son “Made in Germany”.

Además, llevamos 80 años dedicados a construir con pasión cocinas de calidad, sabemos lo que hacemos: material de primera clase, maestría artesanal, precisión técnica. En el grupo ALNO controlamos de forma meticulosa y paso a paso la creación de cada cocina, desde la entrada de material hasta el montaje final. Por supuesto, también se cumplen todas las normas de calidad en materia de resistencia a la luz, al rayado, a la abrasión, a los productos químicos, etc. La seguridad y durabilidad de las piezas funcionales y móviles están avaladas por el certificado GS. Los materiales se someten, además, a un control adicional en nuestro propio laboratorio. Nuestro sistema de gestión de calidad, perfeccionado a lo largo de los años, se encarga de mantener el elevado nivel de nuestra fabricación. Además, nosotros mismos le damos el toque final a más de un mueble con un esmerado trabajo artesanal.

De este modo, las cocinas ALNO salen vencedoras en las duras pruebas de uso diario.